Diderot

"En la sociedad hay dos clases de personas, los médicos y los cocineros; unos trabajan sin descanso para conservar nuestra salud y los otros para destruirla, con la diferencia de que los últimos están más convencidos de lo que hacen que los primeros." -.Denis Diderot.-

viernes, 21 de octubre de 2016

Pastas de almendra

           Santiago Ramón y Cajal además de un gran científico fue un creador total, un magnífico escritor, un excelente pintor y un inquieto fotógrafo. En 1901 publicó "Mi infancia y juventud", un libro de memorias en el que nos muestra el Aragón rural de finales del siglo XIX. En este libro, Ramón se retrata a sí mismo: "durante mi niñez fui criatura díscola, excesivamente misteriosa, retraída y antipática".
           Como escritor publicó "Cuentos de vacaciones. Narraciones pseudocientíficas", "Historia de mi labor científica", "Chácharas de café. Pensamientos anécdotas y confidencias" y "El mundo visto a los 80 años. Impresiones de un arteriosclerótico" que publicó en 1934, muy poco antes de su muerte en Madrid.
           Los dibujos de Cajal no sólo son de extraordinaria importancia por su belleza e indudable valor museístico, sino también porque son copias fidedignas de preparaciones que muestran la microorganización del sistema nervioso, esta pasión le llevaría a la fotografía, y en 1912 publicó "La fotografía de los colores. Bases científicas y reglas prácticas" y siempre estuvo investigando en nuevas formas de fijar las imágenes tanto en el negativo como en el papel.
           Yo-Yo Ma, de padres de origen chino,  nació en París en 1955 y comenzó a tocar en público con solamente cinco años. En 1962 su familia se trasladó a Nueva York, donde vivió la mayor parte de sus años de formación. Sus grabaciones de las Suites para violonchelo solo de Johann Sebastian Bach han sido especialmente aclamadas. Hoy os propongo el preludio de una de ellas.
Yo-Yo Ma Preludio de la suite nº 2 de Bach

Receta:
           Esta es una de esas recetas básicas que sorprenden, que son muy fáciles de hacer y que siempre salen bien.

          Ingredientes: 
  • 1 huevo L o M grandecito
  • 150 gr. de almendra molida
  • 125 gr. de azúcar
  • 24 gr. de azúcar avainillado
  • ralladura de medio limón
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • almedra picada y/o en láminas para decorar
          Rallamos el medio limón
          En un bol grande ponemos el huevo
          Batimos ligeramente y añadimos el azúcar y el azúcar avainillado
          La ralladura del medio limón 
          y la cucharada de agua de azahar
          y la almendra molida
          y mezclamos todo bien hasta obtener una pasta homogénea, aunque yo empecé a mezclar con las varillas, a veces es mejor con una espátula o una cuchara
           Reservamos en el frigorífico mientras preparamos el horno
          Precalentamos el horno a 180º  calor arriba y abajo. En la bandeja formamos las galletas (yo las hago de unos 17 gr. cada una) sobre un papel de horno para que no se peguen.
          Decoramos con la almendra molida, la almendra en láminas o ambas ...
          Y horneamos durante unos 8 ó 10 minutos, dependiendo de el horno de cada uno, de los grande que las hayamos hecho y de lo tostadas que nos gusten, es bueno vigilarlas para que no se tuesten demasiado
           Para terminar las sacamos, esperamos que se atemperen un poco y las colocamos en una rejilla para que se oreen
           Dejamos que se enfríen y listas, a disfrutar.

Pastas de almendra

sábado, 2 de abril de 2016

Popietas de pollo con verduras

            Pavarotti era el hijo de un panadero y una trabajadora en una fábrica cigarrera. Se dedicó al Bel Canto durante más de 50 años. Murió el 6 de septiembre de 2007 en su casa de Módena.
           En su funeral la soprano búlgara Raina Kabaivanska cantó el Ave María del Otello de Verdi. Durante el ofertorio, el flautista Andrea Griminelli tocó el tema del Orfeo y Euridice, de Gluck. La comunión fue acompañada por  Andrea Bocelli, quien interpretó elAve verum corpus  de Mozart. El tenor fue sepultado en el cementerio Montale Rangone cerca de su villa, en las afueras de la ciudad, donde están enterrados sus padres y su hijo Ricardo, quien murió poco después de nacer en 2003.
Nesum Dorma
Receta:
                   Esta receta lleva más trabajo que las popietas que ya he hecho en otras ocasiones de jamón y queso, porque hay que preparar el relleno antes, pero si las probáis, seguro que os resultará uno de esos platos dignos de incorporar a vuestro recetario. 
          Bueno, vamos con la receta...
Ingredientes: 
  •  4 filetes de contramuslo de pollo
  • 1 calabacín pequeño
  • 2 zanahorias pequeñas
  • 1 patata mediana
  • 1 cebolleta 
  • 400 gr. de champiñones
  • 1 puerro pequeño
  • caldo de verduras
  • sal
  • pimienta

 Preparación:

          Pelamos las verduras
           Y cortamos en bastones la zanahoria, la patata y el calabacín
           Limpiamos y cortamos en rodajas en puerro
           En juliana la cebolleta y en láminas los champiñones, una vez limpios y secos, (sólo los sombreros) reservaremos los tallos
           En una sartén con un poco de aceite de oliva pochamos la cebolleta...
            ... el puerro...
           ...y los champiñones
           A parte, en una cacerola ponemos agua con sal y cocemos la zanahoria, la patata y el calabacín, sólo unos 5 ó 6 minutos tienen que quedar "al dente" ya se terminarán de hacer luego
           Mientras se van haciendo las verdura salamos los filetes de pollo
           y añadimos la pimienta
           Una vez terminado de hacer colocamos una capa de los champiñones, la cebolleta y el puerro pochaditos
           Ponemos sobre la capa de champiñones las verduras en bastones
           y enrollamos el filete sobre ellas
           envolvemos en papel de aluminio
           y colocamos en un soté  con agua y el caldo de verduras
           añadimos los "pies" de los champiñones y unos bastones de zanahoria
           Tapamos y dejamos cocer a fuego medio/fuerte durante unos 12 minutos aunque eso dependerá de lo grandes que sean las popietas que hayamos hecho
           Para terminar pasamos el caldo por la batidora y dejamos reducir
       
Popietas de pollo con verduras

sábado, 26 de diciembre de 2015

Bacalao encebollado al azafrán

           Amparo Fernández no era solo la mujer de Diego El Cigala, era su compañera desde hacía más de veinte años, la madre de sus hijos, su representante, su sustento, su principal apoyo...  Amparo fue la persona que más ayudó a Diego. El día que murió Diego salió a cantar en Los Ángeles, lo hizo, porque Amparo había organizado la actuación. «Diego cumplió el compromiso como homenaje a ella». Qué grande Diego.
Diego el Cigala

          A los seguidores más jóvenes sin duda les va sorprender mucho esta afirmación que voy a hacer, pero en serio os digo que es absolutamente cierta:  Antiguamente los boquerones, las sardinas, el pulpo, los carabineros (si, los carabineros, esos mismos que ahora se venden a 60€ el kilo) y por supuesto el bacalao, eran los pescados más baratos y los que por tanto se servían en las mesas de los pobres, eran por tanto pescados humildes que no se trabajaban en la alta cocina ni en las mesas de postín estaban muy lejos de los salmonetes de roca, los rodaballos, los lenguados, o las merluzas de pincho. 
          Qué tiempos aquellos en que los carabineros eran considerados un marisco "basto" destinado a la gente de "pocomasomenos" imposible de competir con las gambas o los langostinos, pues bien, en aquellos tiempos, el bacalao (por supuesto en salazón, los congeladores y los frigoríficos no existían), era parte fundamental del arreglo de las casas - patatas con bacalao, buñuelos de bacalao, arroz con bacalao, bacalao rebozado, revuelto de migas de bacalao, en fin que rara era la semana que no nos lo encontrábamos en el menú de casa. Hoy hago una de ellas. Bacalao encebollado al azafrán. Vamos a ello. 


Ingredientes: 
  • 1 lomo de bacalao
  • 2 cebollas grandes
  • 70 gr. de mantequilla
  • 250 gr. de caldo de ave
  • unas hebras de azafrán
  • Aceite de oliva 
  • sal 
  • eneldo
  • perejil

Elaboración:
          Cortamos las cebollas en juliana
 
          En una sartén con aceite a fuego medio ponemos la cebolla y salamos ligeramente
          Cuando empiece a tomar color agregamos la mantequilla
          Pasados unos minutos troceamos y mezclamos el azafrán con una cucharada de caldo de ave  
           Y agregamos a la cebolla pochada
           Mezclamos bien y seguimos pochando
           Cuando la cebolla esté blandita y con poco agua, añadimos el bacalao con la piel hacia abajo
            Y colocamos la cebolla por encima
           Añadimos el caldo de ave
           Y cocemos a fuego lento moviendo para que suelte la gelatina durante 6 a 8 minutos aunque como siempre dependerá del grosor del pescado
           Para emplatar ponemos primero una cama de cebolla, sobre ésta el bacalao y finalmente espolvoreamos con eneldo y perejil picado.
         Cuenta una historia que los palangreros vascos que iban a terranova a la pesca del bacalao y de las ballenas convinieron en no dibujar nunca sus mapas para evitar así que pescadores de otras nacionalidades esquilmaran sus caladeros. Aunque parezca egoísta hay que decir que las condiciones de trabajo de los pescadores de bacalao han sido siempre extraordinariamente duras, entre las peores de cada época, sin una compensación económica acorde con las mismas, baste decir que los pescadores de bacalao pasaban cinco meses en un barco y volvían a la faena tras 20 días en tierra.
Bacalao encebollado al azafrán